• strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/views.module on line 879.
  • strict warning: Declaration of views_handler_argument::init() should be compatible with views_handler::init(&$view, $options) in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_argument.inc on line 745.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 589.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 589.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_style_default::options() should be compatible with views_object::options() in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_style_default.inc on line 25.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 135.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_submit() should be compatible with views_plugin::options_submit(&$form, &$form_state) in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 135.
  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/views.module on line 879.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter_boolean_operator::value_validate() should be compatible with views_handler_filter::value_validate($form, &$form_state) in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_filter_boolean_operator.inc on line 149.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter_term_node_tid::value_validate() should be compatible with views_handler_filter::value_validate($form, &$form_state) in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/modules/taxonomy/views_handler_filter_term_node_tid.inc on line 303.
  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/views.module on line 879.
  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /www/sinmurallas.com.ar/htdocs/sites/all/modules/views/views.module on line 879.
¿Smart City o Ciudad Creativa?

Ciudades inteligentes

En los confines de las megalópolis latinoamericanas todo parece difuso y la desdibujada urbe se ramifica hacia el infinito. Al recorrer las calles inmediatamente se percibe una cierta incomodidad. Los espacios se ven mal distribuidos, la calidad de las construcciones es baja, la basura se acumula en las esquinas. Las calles presentan problemas de desagües, los servicios públicos no llegan convenientemente y un principio de agresión domina las relaciones sociales. El aire es violento, porque es violencia la única palabra adecuada para caracterizar el abandono y el hacinamiento que sufren grandes porciones de la población. En esa trama se tejen subculturas cuya energía se concentra en la supervivencia a cualquier costo. Los habitantes de estos espacios se sienten parte de un sistema que los empuja generación tras generación a la frustración. Este cuadro de situación no parece tener un correlato con el ideal de urbanidad que representaban las ciudades como concepto a fines de siglo XIX. No es posible posar los ojos sobre estas realidades demográficas sin pensar en el fracaso de un modelo de sociedad. Sin embargo esta no es la única forma de ver la situación, la magnitud y sofisticación que han alcanzado ciertas urbes parece justificar para algunos, cierto grado de efecto no deseado de los procesos históricos, cuyo peso específico de análisis no debería acentuarse en lo que tiene de oculto sino en lo que tiene magnánimo. El desarrollo, en esta forma de entender la cuestión, parece apoyarse en la idea de potenciar hasta los límites posibles la sofisticada red de sistemas amalgamados que representan las ciudades actuales. De este modo la velocidad de la información, el ahorro de energía, la inmediatez y la variedad de opciones parecen convertirse en el nuevo modelo de urbe civilizatoria.

En el impulso decimonónico que presupuso el mundo de la técnica y la masividad se escondían otras pretensiones: la de la solidez y la permanencia en estructuras estáticas donde cada elemento en su lugar daba un orden inalterable, simple y predecible a todo el mecanismo para que se desarrollara la fisiología de la vida social. Hacia fines de siglo XX este modelo estático de ciudad como estructura se vio desbordado por el éxito de los procesos de producción masiva que se concentraron en los alrededores de los centros urbanos. En el mundo de posguerra en la década del 60 las ciudades tuvieron una reconversión y comenzó un reacomodamiento del espacio de vida social con la aparición de los parques industriales, bajo la idea de ordenar el crecimiento, pero siempre bajo el mismo principio de la ciudad como centro de la vida política y paradigma de orden y progreso, como esquema consagratorio de civilidad.

En estos días se juega una nueva página en esta gigantesca historia, redefinir el rol y el valor de las ciudades. Cargamos con la experiencia de saber que las megalópolis gigantescas son verdaderos monstruos capaces de transformarse en máquinas de inequidad social progresiva si no se las piensa desde un concepto de desarrollo que defina el crecimiento como calidad de vida para todos los grupos y subgrupos que habitan el espacio. Y que no integren el impacto de afectación nociva que la vida humana de tales proporciones le producen al entorno natural y al paisaje. La sustentabilidad es un concepto que reúne este nuevo enfoque territorial y que incorpora los elementos éticos y políticos para que se lleven a cabo políticas responsables bajo un nuevo concepto de desarrollo. Hemos perdido la candidez idealista sobre las ciudades como un mecanismo fijo que por sí, en su pura forma, iba a conducir al orden. Ni las antiguas polis griegas, ni las Civitas romanas son posibles hoy. Como nunca antes, las ciudades están en un umbral. ¿Se juega el destino de la humanidad en ese espacio vital que llamamos ciudad?. En los últimos años los ideólogos de la urbanidad en los foros internacionales están discutiendo un concepto al que llaman "ciudad inteligente". En la ciudad inteligente el criterio ordenador proviene de las tecnologías comerciales y de marketing conjugadas con autopistas de información a alta velocidad. Esto permitiría que los flujos de información se potencien hasta límites desconocidos en los cuales se ramifiquen las oportunidades de negocios virtuales. Tal vez no sea el único criterio para pensar el principio ordenador de una comunidad gigantesca como lo es la ciudad del futuro. ¿Es posible la ciudad de la creatividad?

¿Smart City o Ciudades Creativas?
gustavo